Sinagoga del Tránsito

Sinagoga del Tránsito

Su fundación se debe a Samuel Leví y al especial privilegio del rey Pedro I de Castilla, agradecido por el apoyo prestado por los judíos toledanos en las luchas fratricidas con los Trastámara, a mediados del siglo XIV.

El edificio es una muestra de las tres culturas , realizado por los mudejares al servicio de la comunidad judía y tras la expulsión de los judíos en 1492 adaptada al culto cristiano. La estructura es sencilla y obedece a las necesidades básicas de su vida espiritual, con el nicho en el muro sagrado, hekal, y la galería de mujeres.

La Gran Sala de Oraciones es un salón palaciego gótico, decorado con riquísimas yeserías propias del arte islámico cordobés, cuya cabecera presenta un triple arco polilobulado almohade, para guardar los rollos sagrados. Está cubierto por un impresionante artesonado de "par y nudillo".

Las salas adyacentes ocupan los expositores del Museo Nacional de arte Hispanojudío albergando hoy muestras de la ininterrumpida de la presencia judía en España desde los albores de la historia, así como elementos de la cultura sefardí, es decir, de los judíos españoles esparcidos por el mundo, después de su expulsión en 1492

No te lo pierdas ... Inclúyelo en tu Ruta
Al Visitar Toledo con Te Guiamos en Toledo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y poder ofrecerte contenidos interesantes. Ahora la Ley obliga a comunicarte que al continuar navegando por nuestro sitio, lo que te agradecemos enormemente, entendemos que aceptas nuestra Política de Privacidad de Datos
Política de Privacidad Ok