Las Espadas Toledanas

Espadas Toledanas

La Historia metalúrgica de Las espadas en Toledo se remonta a la Edad de Bronce, un arte en Toledo. Desde siempre las espadas toledanas fueron temidas por su excepcional dureza y ligereza debido a su singular forjado.

La Tizona y la Colada de El Cid Campeador eran espadas toledanas, y los musulmanes que supieron de la calidad de esta espada toledana, adoptaron esta técnica avanzada para construir sus cimitarras.

Tras la Reconquista, Toledo se constituyo como el centro espadero mayor del mundo. La técnica de la espada toledana con "alma de hierro", que consistía en un arma de acero duro que escondía en su interior una lámina de hierro dulce, impidiendo que este acero se doblase o agrietase.

Debido a la sustitución de espadas por armas de fuego, Carlos III, para proteger este arte, crea en 1761 la Real Fabrica Nacional de Armas, con el fin de reunir a todos los maestros artesanos, y salvaguardar esta industria.

La composición, el temple y el diseño de estas espadas siempre fue un gran secreto transmitido de padres a hijos de los artesanos herreros, lo que hizo que Reyes, Jefes de Estado de todas las partes del mundo, incluso un Samurai japonés que deseaba en sus armas la mejor calidad, han fabricado sus armas en la ciudad de Toledo.

Entre las espadas históricas toledanas más famosas se encuentran:

La espada de los Reyes Católicos llamada de "ceremonia" con la que nombran caballero a Cristóbal Colón, La espada del Emperador Carlos V, espada para usar con las dos manos. La espada de Carlo Magno y las ya citadas Colada y la Tizona del Cid, son espadas históricas realizadas por los artesanos toledanos.

Actualmente nuestro mayor cliente es Hollywood ya que muchas de las espadas que aparecen en las películas son aquí realizadas.

El nombre hace referencia a la ciudad de Damasco (Siria) y Sirve como seña identificativa de la ciudad.

Toledo te ofrece Artesanía y Gastronomía
Síentelo y Vívelo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y poder ofrecerte contenidos interesantes. Ahora la Ley obliga a comunicarte que al continuar navegando por nuestro sitio, lo que te agradecemos enormemente, entendemos que aceptas nuestra Política de Privacidad de Datos
Política de Privacidad Ok