La Campana Gorda de Toledo

Campana Gorda

 

La Campana Gorda de Toledo, fue fruto de numerosos cantares y expectaciones ya que durante su fabricación unos dos años, se anunciaba como la más grande de España. Y mucho decían: “Para Campana Gorda la de Toledo caben en ella 6 sastres, un zapatero, la campanerita y el campanero”.

La campana fue mandada construir por el Cardenal de Toledo, Luis Antonio de Borbón, hijo de Felipe V y hermano de Carlos III, que invirtió en ella gran cantidad de dinero con la finalidad de dotar a la catedral de Toledo de una campana acorde con la grandeza del templo Primado. El 8 de diciembre de 1755 sonó por primera vez la Campana de San Eugenio, llamada por los toledanos “La Campana Gorda” pero ese momento fue de fiasco para los mismos ya que no sonó como es debido y apareció una rotura en la misma, resultado de una mala fundición. Se sustituyó el badajo pensando que así se solucionaría el problema del sonido que emitía pero no fue suficiente y la grieta fue en aumento.

La campana tiene 18 toneladas y es la más grande de España solo dos la superan en peso en el mundo la campana del Zar en Moscú con 216 toneladas y la de la Catedral de Colonia con 24 toneladas, ésta última aun en funcionamiento.