La Bibilia de San Luis. Un Tesoro Guardado Bajo Tres Llaves

biblia-san-luis-catedral

Un Tesoro Guardado Bajo Tres llaves en la Catedral de Toledo durante mas de ocho Siglos.

Estamos hablando de La Biblia de San Luis, que se realizó para él y que se custodia bajo tres llaves desde mediados del siglo XIII.

Está considerada hoy como la mayor joya bibliográfica del mundo, la Biblia de San Luis era una biblia única, pensada para la formación de un rey, por lo que cada página es en sí una obra de arte. Clérigos, iluminadores y copistas participaron en la elaboración de este fastuoso códice que contiene 4.887 ricas ilustraciones en pergamino.

Se cree que fue la madre del rey, Blanca de Castilla, quien encargó su elaboración en 1226.

Luis IX de Francia se la regaló a su primo hermano, el rey español Fernando III El Santo, para que, a su vez, le sirviese para la educación de su hijo, que luego sería Alfonso X El Sabio. Éste la describiría en su testamento como “una Biblia en tres libros, historiada, que nos dio el rey de Francia”. En ella aparece Luis IX como rey, aunque aún soltero, por lo que se estima que fue terminada antes de 1234, fecha en la que contrajo matrimonio con Margarita, hija del conde de Provenza.

Ya en 1258 hay constancia de que se encontraba en la Catedral de Toledo, donde se ha conservado hasta hoy, bajo tres llaves guardadas por tres personas para protegerla al máximo, siguiendo una costumbre que se remonta a la Edad Media.

La Biblia está realizada en pergamino por una sola cara -la de más pelo- para soportar mejor la adherencia de los pigmentos, dejando la otra en blanco porque la hoja no soportaría la carga de pintura y oro por ambos lados.

En realidad no es una biblia completa, sino que contiene fragmentos de la biblia junto a ilustraciones y comentarios de teólogos; lo que se conoce como una biblia moralizada que, además, aporta información muy interesante sobre el pensamiento teológico de la época.

La gama de colores empleada para las ilustraciones incluye un amplio abanico de azules, verdes, rojos, amarillos, grises y anaranjados, sobre fondo de oro.

La Biblia está escrita en latín y dividida en tres libros.

Las miniaturas de cierre de la obra muestran a la reina Blanca y a su hijo Luis y, en la parte inferior, a un clérigo que dicta órdenes al copista del códice.

Los tres ejemplares que la Catedral de Toledo expone en la sala del Tesoro, al lado de la Custodia de Arfe, para disfrute de sus miles de visitantes, es una espléndida y única edición facsímil realizada por la editorial M. Moleiro por decisión del Cabildo catedralicio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y poder ofrecerte contenidos interesantes. Ahora la Ley obliga a comunicarte que al continuar navegando por nuestro sitio, lo que te agradecemos enormemente, entendemos que aceptas nuestra Política de Privacidad de Datos
Política de Privacidad Ok