El Hombre de Palo

Campana Gorda

 

La Calle Hombre de Palo recibe su nombre por un artificio construido por Giovanni Torrianimás conocido como Juanelo Turriano, inventor, arquitecto y Relojero Real de Carlos I.

Cuenta la tradición en la ciudad de Toledo que consistía en un autómata de madera, capaz de mover piernas y brazos y construido con la finalidad de pedir limosna se decía que era capaz de andar buscando a los viandantes, y que incluso hacía una reverencia cuando recibía alguna moneda. No hay mucha documentación al respecto, ya que fue quemado cuando aún Turriano estaba con vida, pero ha quedado constancia del punto donde se localizaba: la antigua calle de las Asaderías de Toledo, actualmente denominada "Calle del Hombre de Palo".

El sentido de la recogida de limosna por parte de este autómata era variado, ya que para algunos recogía la limosna para la construcción del hospital cercano a esa calle, el Hospital del Nuncio Viejo. Otras versiones afirman que fue el propio Juanelo el que ideó este autómata para poder subsistir ya que había quedado en la ruina.

Esta y otras muchas curiosidades y leyendas son contadas por nuestros guías. Solicite una visita guiada, ya! No quedará indiferente.